Páginas vistas en total

lunes, 24 de octubre de 2016

Frankfurt anteúltima semana

Lunes: 15 kms a 4'17
Martes: 15 kms a 4'13
Miércoles: 23 kms con 2x7000 a 3'35
Jueves: 6 kms a 4'50
Viernes: 21 kms con 15 media 3'52 con cambios de ritmo
Sábado: 12 kms a 4'22 + 5 cuestas cortas
Domingo: 17 kms a 4'05 (con 10 kms a 3'49)

Último entrenamiento fuerte el del miércoles. Rodé 9 kms a 4'25, y después el primer 7000 a 3'36, 2' de recuperación, y el segundo 7000 a 3'34, con el último km a 3'30, aunque no me sobró nada, fue duro. Por falta de tiempo, ese día me comí completamente el descalentamiento. En parte a raíz de eso hice los 6 del día siguiente, en vez del descanso habitual; para aprovechar a rodar suave y estirar, intentando relajar y oxigenar un poco las piernas. 
¡¡¡A por Frankfurt!!!

Ya después, viernes y domingo la idea fue mantener un poco el tono sin pasarme, el viernes en los últimos 15 fui a ritmo constante de 3'50-3'52 con dos cambios de 1 km a 3'33-3'34 seguidos por otro a 4'15. Tengo decidido el ritmo de carrera a 3'40 para intentar otro sub 2:35. En el último test de los sietemiles, el año pasado me salieron a 3'33 (para un tiempo final de 2:34:15), estoy cerca pero sigo un poquito por detrás. Así que no me veo nada sobrado para ello, espero que el maratón sea tan rápido como dicen y encuentre buenos grupos. Siendo campeonato de Alemania me gustaría marchar con algún grupo de chicas, que suelen ir con 2-3 chicos marcándoles el ritmo. Claro que saldrán más adelante que yo y me tendré que posicionar bien y pegarme un achuchón de salida, cosa que no me gusta nada. Y sobre todo que no tenga ningún imprevisto. Bueno, allá vamos.

lunes, 17 de octubre de 2016

Frankfurt semana -3

Lunes: 14 kms a 4'23
Martes: Descanso
Miércoles: 33 kms a 3'56
Jueves: 7 kms a 4'25 + 8 cuestas cortas
Viernes: 15 kms a 4'20
Sábado: 18 kms por monte
Domingo: 24 kms con 6000+4000+3000+2000 de 3'39 a 3'30

Ya me va quedando muy poco y a partir de ahora todo el pescado está ya vendido. Me costó recuperar del cansancio de la carrera del domingo, de hecho a pesar del descanso total del martes el miércoles todavía me noté un poco cansado, pero aproveché el festivo para hacer el rodaje más largo, que esta vez se va a quedar en 33 kms. Los primeros 8 kms algo suaves, sobre 4'10 de media, después 20 entre 4 y 3'50, y los últimos 5 apretando para poder sacar 3'39. 

La segunda parte de la semana tuve un medio constipado, por lo que no forcé nada, incluso el sábado por el monte fui muy relajado. El domingo me levanté ya sin mocos, pero no quise forzar a tope y cambié un entrenamiento muy fuerte que tenía pensado -el que hubiese sido el más fuerte de toda la preparación- por otro también duro pero más llevadero. Además, a dos semanas de la carrera no quería pasarme de la raya. Rodé 5 kms a 4'30, y seguido 6 kms a 3'39, 500 metros de trote -todos entre 5'30 y 5'40-, 4 kms a 3'35, 500 metros trote, 3 kms a 3'33, 500, y 2 a 3'30, acabando después con 2 kms a 4'35. Al final las piernas no daban para ir más rápido, pero mentalmente se hace entretenido ir cada vez más rápido y sobre todo con la distancia de la repetición disminuyendo y el respiro que te da la recuperación de casi 3 minutos a trote.


martes, 11 de octubre de 2016

¿Puede cualquiera bajar de 2 horas y media?

Ahora que llevo un par de años de vuelta al asalto de las 2 horas y media, después del primer "round" en 2008-2009, a veces me entran dudas. ¿No estaré intentando algo que está fuera de mi alcance?

En atletismo -y en el atletismo popular de la misma manera que en el profesional- existen las barreras mágicas. Barreras que no tendrían nada de particular sino fuera porque vienen determinadas por números redondos. En maratón probablemente la barrera que tenga más repercusión y significado sea la de las 3 horas. Los sub 3 horas son vistos como maratonianos serios y disciplinados. Y con razón; incluso para corredores relativamente rápidos en distancias más cortas no es ninguna broma el asalto a las 3 horas, se requiere mucha ilusión y disciplina. A mí mismo me costó varios intentos conseguirlo.


Del sub 3 horas a las 2:30 hay un buen trecho, a priori no tienen mucho que ver un ritmo de 4'15 el km que uno de 3'33. Y sin embargo, creo que la diferencia no es tanta como pueda parecer. Se requiere del mismo tipo de maratoniano constante y metódico. El camino a las 2 horas y media es gradual, vas subiendo escaloncito a escaloncito, fijándote metas intermedias. A veces no te das cuenta, pero el nivel de implicación también va subiendo al mismo ritmo. Y un día te encuentras en el umbral de otra gran barrera, una a la que no muchos llegan y que muchos menos consiguen traspasar. Éstos son para mí la élite del atletismo popular.

No es nada fácil compaginar la dedicación a tu trabajo en la vida real, y en muchos casos a tu familia, con la exigencia que supone entrenar a este nivel. De ahí el título de este blog, maratoniano a tiempo parcial. Pones el corazón en correr intentando no descuidar ninguna de las otras cosas importantes, a menudo haciendo sacrificios no sólo tú, sino también los que te rodean, que te prometes a ti mismo compensar pero que no siempre lo haces. Y ves que estás ahí y te planteas dar otra vuelta de tuerca en el engranaje de tu vida que ya está tirante no, lo siguiente. Aunque ese engranaje chirríe algunas veces. Aunque para cada pequeña mejora el esfuerzo que tienes que hacer sea exponencialmente mayor. Además, salvo algunos afortunados con unas cualidades físicas extraordinarias, es probable que, como en mi caso, la progresión te lleve varios años, y paralelamente tu otra vida también haya evolucionado cargándote de responsabilidades que antes no tenías. Afortunadamente claro, no todo es correr, pero a la hora del entrenamiento tu estilo de vida afecta a que la recuperación sea más lenta y difícil.

Sí, puede que realmente ésta sí que sea una barrera real para una persona con una vida normal, no tan arbitraria ni que existe sólamente en nuestra cabeza como otras. Puede que muchos descubrieran que son capaces de romperla, pero es difícil (y puede que no merezca la pena) encerrarse en una esfera de cristal para conseguirlo.




lunes, 10 de octubre de 2016

Frankfurt semana -4

Lunes: 14 kms a 4'15
Martes: 13 kms a 4'27 + 8 cuestas cortas 11''
Miércoles: 27 kms con 7x2000 a 3'36 recuperando 1000 a 4'00
Jueves: Descanso
Viernes: 18 kms (9 a 4'23 y 9 a 4)
Sábado. 10 kms a 4'30
Domingo: Media Maratón de Urkiola

Empecé la semana con muy buenas sensaciones, aparentemente recuperado de los 30 del domingo anterior, aunque el martes sí que noté un poco de fatiga. También puede que inconscientemente estuviese guardando para el entrenamiento duro del miércoles. Al principio con un poco de flato, aunque en cuanto empecé el primer 2000 vi que las cosas iban a ir bien, los últimos dosmiles me pesaban un poco las piernas pero tenía la impresión en todo momento de que me quedaba algo más de gasolina.

Luego bajé otra vez un poco el pistón para intentar llegar fresco al domingo, una carrera de montaña "corrible" que siempre me ha encantado y que desgraciadamente desapareció del calendario hace algunos años. Ahora que reaparecía no podía faltar, aunque no esté tocando prácticamente monte los últimos meses. Estábamos poquitos en la salida, pero no por eso la carrera fue fácil ni lenta. Desde el principio nos destacamos tres; íbamos muy parejos de fuerzas, hubo varias alternativas en cabeza, y aunque sólo las vivimos nosotros tres, la verdad es que fue muy bonito. En el kilómetro 15 tomábamos un giro a partir del cual ya era casi todo para arriba con buenas rampas, con las fuerzas ya justas, y ahí es donde apreté lo que pude y me fui solo hasta meta. Mi tiempo 1:21:07, para una carrera que medía aproximadamente 20'30 kilómetros. Ahora a recuperar las piernas y dar el último arreón.

lunes, 3 de octubre de 2016

Frankfurt semana -5

Lunes: 10 kms a 4'27 + 6 cuestas de 20''
Martes: 19 kms a 4'14
Miércoles: Intento fallido de 5x3000. 16 kms
Jueves: 19 kms (10 a 4'22 y 9 a 4)
Viernes: 21 kms (10 a 4'23, 10 a 3'41, 1 +5)
Sábado. 15 kms a 4'20
Domingo: 30 kms a 3'59

Esta semana me la había tomado de vacaciones y pensaba aprovecharla para subir un poquito la carga corriendo por los caminos del pueblo. Lástima que desde el lunes un constipado me ha mermado un poco, el miércoles en el segundo tresmil me quedé totalmente vacío con las piernas muy doloridas y bastante tuve con trotar hasta casa. El jueves empecé a sentirme un poco mejor, aunque notaba el "depósito" todavía escaso, el viernes me resarcí un poco de las malas sensaciones de la semana, a costa probablemente de quedarme un poco cansado para el domingo.

Y es que el domingo iba a ser la primera prueba de fuego, quería sacar una media por debajo de 3'55, pero vi desde el principio que mejor me tomaba las cosas con más calma. Hice los primeros 10 kms a 4'11 de media, los siguientes 10 a 3'57, y los últimos a 3'50. El año pasado los últimos 5 solía apretar para hacerlos por debajo de 3'40, parece que ahora voy bastante más justo, ayer sólo pude mantener el ritmo que llevaba.